Créme Brulée (Crema Quemada)

Hoy os traemos un famoso postre francés que consiste en una crema con una cobertura de azúcar que se convierte en caramelo crujiente. No es muy complicada de realizar y da unos resultados estupendos. En algo menos de tres horas podrás disfrutar de esta exquisita Créme Brulée hecha en casa con ingredientes cotidianos que puedes tener fácilmente en casa. ¿Te atreves a probarlo?
2 horas
fácil

Ingredientes

  • 90 gramos de azúcar
  • 30 gramos de azúcar moreno
  • 6 yemas de huevos
  • 0.5 cucharitas de esencia de vainilla
  • 570 mililitros de nata

Preparación

Para la Crema

PASO 1

Precalentar el horno a 150 grados centígrados.

PASO 2

Separa la yema de las claras. Bate 6 yemas de huevos junto a 60 gramos de azúcar y 0.5 cucharitas de esencia de vainilla en un bol hasta que esté espeso y cremoso.

PASO 3

Pon 570 mililitros de nata en un cazo a fuego lento hasta que casi rompa a hervir. Retira la crema del fuego y añádela a la yema de huevo poco a poco, sin parar de batir para que se mezcle bien.

PASO 4

Vierte la mezcla en una cacerola y déjala al baño maría a fuego lento, alrededor de 3 minutos. Retira la mezcla del fuego y cuando esté listo échalo en los recipientes individuales resistentes al calor.

PASO 5

Hornea los recipientes durante 30 minutos y luego déjalo enfriar a temperatura ambiente, al menos durante una hora pero lo más recomendable es dejarlo una noche.

Preparación 2

PASO 1

Precalienta el horno a 250 grados centígrados.

PASO 2

En un bol pequeño combina 30 gramos de azúcar y 30 gramos de azúcar moreno . Haz una mezcla que luego deberás tamizar uniformemente sobre la crema. Vuelve a meterlas al horno hasta que el azúcar se derrita, aproximadamente 2 minutos.

PASO 3

Retira del horno cuanto esté listo y deja que se enfríe, refrigera las cremas para que vuelvan a tomar cuerpo.