Flan de leche condensada y limón

Traemos una nueva receta de flan integrando dos riquísimos ingredientes. Éstos son, la leche condensada y el limón, que juntos harán una gran combinación para saciar nuestros paladares. No hace falta horno para la elaboración de este flan ya que lo haremos cuajándolo en el refrigerador. Es muy sencillo y rápido de hacer así que, ¡no lo dejes pasar!
más de 2 horas
fácil

Ingredientes

  • 200 mililitros de agua
  • 100 mililitros de zumo de limón
  • 2 sobres de gelatina de limón
  • 150 gramos de azúcar
  • 150 gramos de leche condensada
  • 500 mililitros de nata para montar

Preparación

PASO 1

Coge un cazo o cazuela y vierte 200 mililitros de agua junto a 100 mililitros de zumo de limón . Cuando esté caliente, pero no hirviendo, echa 2 sobres de gelatina de limón y removemos para que se mezcle.

PASO 2

Cuando lo consigas lo retiraremos del fuego, recordamos que no debe de hervir, y lo dejamos atemperar un par de minutos. Pasado el tiempo, añadimos 150 gramos de azúcar y 150 gramos de leche condensada . Removemos para que se mezclen todos los ingredientes bien.

PASO 3

Pon 500 mililitros de nata para montar en un bol y la montamos con la ayuda de una batidora de varillas. Cuando la tengas, añádelo a la mezcla anterior con movimientos envolventes hasta que se integre por completo.

PASO 4

Vamos a usar un molde de silicona para hacer el flan, así que tenlo preparado con caramelo líquido si lo deseas y cuando esté más sólido, le agregamos la mezcla final que conseguimos en el paso anterior.

PASO 5

Este flan va sin horno, así que, debemos de llevarlo al refrigerador unas 3-4 horas, hasta que cuaje por completo.