Palitos de Limón y Leche condensada

Hoy os traemos el que puede ser un acompañamiento perfecto para tomar junto al café o un chocolate caliente. Se tratan de unos palitos de limón y leche condensada y muy fáciles de hacer, fritos y con una capa de azúcar en el exterior. Deberás hacer una sencilla masa con los ingredientes que te daremos a continuación, le darás la forma de palitos individuales y ya estarán listos para comer.
1 hora
fácil

Ingredientes

  • 397 gramos de leche condensada
  • 400 gramos de harina
  • 2 yemas de huevos
  • 1 limones
  • 1 cucharitas de levadura en polvo
  • 1 litros de aceite de oliva
  • 100 gramos de azúcar
  • 1 pisquitos de sal

Preparación

PASO 1

Toma 1 limones y ralla la piel sin tocar lo blanco porque amarga. Luego exprime el jugo del que necesitaremos 3 cucharadas.

PASO 2

Pon en un bol grande 397 gramos de leche condensada (un bote), 2 yemas de huevos , 1 pisquitos de sal , la ralladura del limón y 3 cucharadas del zumo del limón. Removemos todo con una varilla de mano y le echamos 300 gr de los 400 gramos de harina y 1 cucharitas de levadura en polvo .

PASO 3

Continúa mezclando con una espátula o cuchara de madera y luego agrega los 100 gr de Harina restantes. Sigue removiendo todo hasta obtener una pasta elástica y bien ligada. Cuando la tengas, déjala reposar 30 minutos.

PASO 4

Enharina tu superficie de trabajo y toma una porción de masa, estírala a unos 40 cm de largo y 1.5-2 cm de grosor. Luego corta la masa del tamaño que quieras.

PASO 5

Pon 1 litros de aceite de oliva a calentar a fuego medio-alto y ve echando las porciones de masa que ha cortado anteriormente, así quedarán doradas por fuera sin llegar a quemarse.

PASO 6

Cuando las vayas sacando de la sartén, ponlas en un plato con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite. En un plato aparte pondremos 100 gramos de azúcar por la que pasaremos los palitos para crearle una capa exterior.